¿Todas las naranjas son naranjas? - CitrusRicus Ir a contenido
¿Todas las naranjas son naranjas?

¿Todas las naranjas son naranjas?

El color tan característico de esta deliciosa fruta es el naranja, color asociado a la alegría, vitalidad y salud. ¿Pero realmente todas las naranjas son de color naranja?

En muchos países trópicos, como Brasil – el productor más importante de naranjas a nivel mundial – el color natural de las naranjas es verde o amarillo. Pero en los supermercados la cáscara de todas las naranjas es naranja porque se aplica un tratamiento químico para venderlas mejor. Esto no solamente ocurre con las naranjas, también las mandarinas y los limones, cultivados en determinados países, se tratan para obtener este color tan característico. En Europa y, también en Estados Unidos, una naranja verde se asocia con una fruta inmadura y, por eso, no se venden. Pero realmente el color de la cáscara no tiene que ver con el estado de madurez.

Cuando las naranjas se cultivan en regiones con una climatología suave, como por ejemplo en España, adquieren el color naranja de forma natural aunque, en muchos casos, al comienzo de la temporada, se acelera este proceso químicamente ya que las naranjas necesitan noches más frescas para adquerir el color naranja.

Las frutas verdes se tratan en cámaras frigoríficas con etileno, especialmente al comienzo de la temporada cuando las noches aún son demasiado cálidas para obtener el color deseado. ¿Pero qué consecuencia tiene la aplicación de productos químicos para conseguir que las naranjas sean naranjas? La calidad no es la misma, las naranjas pierden sabor y acidez, son dulces pero sin aroma, además se estropean antes. Otro problema es que es más probable que se formen hongos postcosecha y, por ello se utilizan fungicidas y ceras. También hay que tener en cuenta que es un gasto energético innecesario.

Nuestras naranjas y mandarinas son completamente naturales, nuestra temporada empieza cuando adquieren la madurez y, también el color naranja de forma natural, es decir cuando la temperatura baja por las noches. No llevan ningún tratamiento químico de maduración, coloración, ni conservación. Se recolectan en su punto óptimo de madurez, azúcar y vitaminas.

Nuestras naranjas conservan el sabor y todas las propiedades nutricionales, además, podrás aprovechar las cáscaras para numerosas recetas y cosméticos. ¡Pruébalas y notarás la diferencia! Simplemente divinas y muy saludables, no querrás otras.

Si quieres pedir naranjas valencianas online a domicilio, visita nuestra página web citrusricus.com. Para saber más de este mundo así como conocer todas las novedades e interesantes recetas, hazte fan en nuestro Facebook o subscríbete a nuestro blog.

Artículo anterior La naranja: fuente de fibra soluble