Ir a contenido
Los domingos desayuno con naranjas y... JUANA DE IBARBOUROU

Los domingos desayuno con naranjas y... JUANA DE IBARBOUROU

EL VENDEDOR DE NARANJAS
Muchachuelo de brazos cetrinosque vas con tu cesta,rebosando naranjas pulidasde un caliente color ambarino;

Muchachuelo que fuiste a las chacras

y a los árboles amplios trepaste

como yo me trepaba cuando era

una libre chicuela salvaje:

Ven acá muchachuelo, yo ansío

que me vuelques tu cesta en la falda.

Pide el precio mas alto que quieras.

¡ Ah qué bueno el olor a naranjas!

A mi pueblo distante y tranquilo,

naranjales tan prietos rodean,

que en agosto semeja de oro,

y en diciembre de azahares blanquea.

Me crié respirando ese aroma

y aun parece que corre en mi sangre.

Naranjitas pequeñas y verdes,

siendo niña enhebrada en collares.

Después lejos llevóme la vida,

me he tornado tristona y pausada.

¡ Qué nostalgia tan honda me oprime

cuando siento el olor a naranjas!

Si a otros pagos muy lejos del tuyo,

indiecito , algún día te llevan,

y no eres feliz y suspiras

por volver a tu vieja querencia,

y una tarde en un soplo de viento

el sabor a tus montes te asalta,

¡ ya sabrás indiecito asombrado,

lo que es la palabra «nostalgia»!

JUANA DE IBARBOUROU

Si quieres saber más sobre esta poetisa uruguaya, pulsa aquí.

Si quieres pedir naranjas valencianas online a domicilio, visita nuestra página web citrusricus.com. Para saber más de este mundo así como conocer todas las novedades e interesantes recetas, hazte fan en nuestro Facebook o subscríbete a nuestro blog.

Artículo anterior Golosinas con sabor a mandarina (con versión vegana)