Passer au contenu

Estoy harto de que me roben mis naranjas

Como sin duda sabéis, uno de los mayores problemas que ahora mismo tenemos con las naranjas valencianas frescas es el robo de producto. Nosotros hemos sorprendido varias veces a ladrones y, por desgracia, no hemos podido hacer prácticamente nada contra ellos.

Hay dos tipos de robos de naranjas (no incluyo en esta clasificación de robos el del intermediario al agricultor porque no está tipificado pero es un robo también. El problema es que como no hay cooperativas eficientes en España – en un tweet comentábamos que el tamaño medio de la cooperativa española es de 4,2MM€ frente a los 1.346MM€ en Dinamarca- así que la desigualdad de poder de negociación hace que los precios se multipliquen por 10 entre el campo y el consumidor final, percibiendo el agricultor una miseria por su trabajo y riesgo):

  1. El de pequeña escala: Típico del vecino o paseante que piensa que porque te coja una bolsa de naranjas valencianas no pasa nada. Y es verdad, por 1 bolsa no pasa nada, el problema es que cuando hay 200 personas y se llevan 1 bolsa de naranjas cada una, entonces el agujero se hace grande.
  2. El de gran escala u organizado: Son grupos de personas, organizados en camiones y cuadrillas de trabajo que limpian huertos en pocas horas, por supuesto, sin pagar al agricultor. Aquí ya el desastre es serio y la impunidad, dolorosa. Muchas veces me han comentado de camiones completos que se han llenado a la luz del día. De hecho, a mí me ha pasado. El año pasado me robaron aproximadamente un 15% de la cosecha y no pude pillar al ladrón. Este año me han robado también pero he intentado solucionar el problema. A un colega casi le agreden hace poco porque paró en un huerto y les dijo a los que estaban trabajando que quien les había dado permiso, salieron todos los que estaban trabajando y le echaron con amenazas y gritos. Por supuesto, llamó a la policía pero, por desgracia, para cuando llegaron ya no había nadie allí y de los nervios no cogió datos. Otro día cuento lo que le pasó a un amigo, que le robó una empresa en teoría seria pero aquí no hay espacio.

A mí me molesta mucho el ladrón profesional. Del otro no puedo protestar demasiado porque yo me he descargado algún libro y película de internet así que me jorobo y me aplico mi propia medicina.

Sin embargo, he decido aplicar medidas no convencionales para el robo de naranjas valencianas frescas y, por ahora, funcionan bien. Basta que diga esto para que mañana me entren y me roben otra vez pero voy a desafiar la mala suerte.

Normalmente, para evitar la entrada en el huerto, se ponen cadenas en el camino de entrada y avisos de que no se debe entrar. Como es normal, al ladrón profesional esto no le suele preocupar demasiado. Por esta razón, hemos decidido poner un sistema antirrobo que se prueba muy efectivo.

Este es nuestro sistema:

Vista lateral de los tablones de clavos anti-robo de naranjas valencianas.

Vista lateral de los tablones de clavos anti-robo de naranjas valencianas.

Hemos puesto trampas de clavos para que el coche o furgoneta con la que entran, piche y no se pueda mover. Además, hemos puesto varias, algunas en la entrada y otras en los caminos habituales del huerto.

Estas tablas son caseras, laboriosas de hacer pero muy, muy efectivas.

Vista frontal de los tablones de clavos anti-robo de naranjas valencianas.

Vista frontal de los tablones de clavos anti-robo de naranjas valencianas.

Por ahora el resultado han sido un par de coches con las ruedas pinchadas y los tablones movidos y arrojados lejos en señal de agradecimiento por parte de los ladrones.

Creo en las bondades del marketing así que confío en que entre el gremio chorizo se extienda la noticia de que nosotros hacemos pinchar las ruedas y así se busquen otro huerto y a nosotros nos dejen en paz, al menos un tiempo.

Esto tiene riesgos porque si viene alguien sólo a pasear se puede pinchar pero las hemos puesto de forma que minimiza ese riesgo.

Así que, por ahora, este es nuestro sistema. Esto será lo típico de que funciona una temporada pero habrá que ver dentro de unos meses. Algo nuevo tendremos que inventar seguro.

Si te gustan nuestras naranjas frescas valencianas y nuestras historias, te puedes suscribir a este blog (a la derecha hay una casilla, prometemos no ser spammers), nos puedes seguir en Facebook, dónde también tenemos contenido interesante o, si eres un gourmet y te gustan las naranjas valencianas artesanales, puedes comprar nuestras naranjas valencianas, exclusivas con sistema antirrobo en nuestra web .

Article précédent Mandarinas para reducir el colesterol